Historia exclusiva de Fake Flamenco, inspirado por un artículo en El Ciudadano antes de la Cicletada de las niñas.

¿Qué pasaría si más niñas, particularmente más chilenas, anduvieran en bici? La pregunta y la respuesta iniciaron en Santiago de Chile. Dos activistas se preguntaron, “¿Cómo podemos mejorar las vidas de las niñas?” Encontraron una respuesta simple y profunda a la vez; con la bicicletas.

María Paz Castillo y Fernanda Martínez trabajaron juntas en 2018 para organizar La cicletada de las niñas en Santiago. Las dos tenían experiencia en crear organizaciones con motivo de mejorar la independencia y auto-estima de las mujeres; María Paz fundó Comunidad Viajar Sola y Fernanda Martínez creó Ciclistas Sueltas.

Su última Cicletada de las niñas fue el domingo pasado, el 12 enero. El evento incluyó talleres sobre las bicicletas, la cicletada de tres kilómetros y un picnic. Pero, en los periódicos chilenos de la derecha no salió ni una palabra del hecho. Comuniqué con una de las organizadoras ayer en la página Facebook de Cicletada de las niñas para saber más. En un video de la cicletada vi que salieron centenares de mujeres y niñas. María Paz me escribió de inmediato, reportando que participaron 200 a 300 mujeres y niñas. Me emocionaron estas noticias del éxito del programa. Imagino que las ciclistas nunca se olvidarán su sentimientos de libertad y de orgullo por estar en la Cicletada de las niñas.

81920921_796939260779247_3599348319656083456_n
Cicletada de niñas, 12 enero, Santiago de Chile  Foto: elmundodepax

María Paz y Fernanda tienen una visión para empoderar a las niñas. Quieren que sean  auto-suficientes, independientes y con buena auto-estima. Es demasiado común para las niñas estar tan protegidas que no pueden estar activas en contribuir a la sociedad. Resulta un rol muy sumisa porque las niñas no creen en sus propios poderes para ser auto-suficientes. Esto es la realidad por todo el mundo, no sólo en Chile y en América Latina. Para frenar la crisis ambiental y las situaciones políticas, eso tiene que cambiar.

¿Por qué importa tanto las niñas y las bicicletas? Frecuentemente las niñas ni tienen permiso para salir a la calle a solas. Este hecho las quita ser activas, sentirse importantes y con el derecho de hacer decisiones. Esta sensación de vivir a medias es como muchas niñas existen todos los días. Les presento una lista de como las bicis pueden trasformar las vidas de niñas y mujeres:

  1. Transporte (barato después de la inversión inicia)
  2. Independencia
  3. Imagen positiva del cuerpo
  4. Auto-estima (físico y mental)(agente de su propio destino)
  5. Desarrollo espacial (plan de la ciudad en su cabeza)
  6. Desarrollo cognitivo (hacer planes, función ejecutivo)
  7. Red social de ciclistas
  8. Un futuro más seguro (transporte, educación)
  9. Aire más puro (menos emisiones de carbón)

La habilidad de escoger una destinación y irse cambia todo, particularmente para las mujeres y las niñas. La libertad personal y la práctica en tomar decisiones las prepara vivir un futuro positivo. El crecimiento de su auto-estima las permite adoptar el espacio público como espacio propio. Las ciudades y las calles también son para las mujeres y las niñas.

Cuando yo vivía en Chile un año, los hombres pedalearon las calles en sus triciclos chilenos haciendo sus entregas y los niños estaban en todas partes en sus bicis. Aunque sólo vi una puñalada de mujeres y niñas en bicicletas durante estos trece meses.

Admiro la formulación de la idea para las Cicletadas de niñas. Emanciparlas a las niñas con la experiencia de andar en bicicleta es una manera buenísima de ponerlas en el camino de la vida. Cuando tienen sus propias ruedas, tienen el transporte para ir al colegio. Armadas con auto-estima, es menos probable que entren en pareja abusiva. Las niñas empoderadas se ven planeando un futuro, escogiendo una carrera, participando en la democracia.

A ver, probamos la teoría. Yo tenía la suerte de montar en bicicleta en mi infancia. Vivíamos cerca de los senderos dedicados al ciclismo, un aspecto precioso de Minneapolis. En la escuela primaria y en la universidad, mi bicicleta era mi transporte. Todavía hago el ciclismo durante tres estaciones del año aquí en Madison. Así produjo menos carbón, hago ejercicio y me divierto a la vez. Pero paro durante el frío invierno con nieve, como tenemos ahora. Creo que andar en bicicleta como niña era un fundamento para ponerme en camino a ser la persona creativa, independiente, defensora del ambiente que soy.

Por eso, biciactivista ¡es mi palabra nueva favorita!

Historia de las Cicletadas de las niñas:

  1. Septiembre 2018: primera en Festival Urbano #ohStgo
  2. Abril 2019: cicletada en Quito, Ecuador
  3. Octubre 2019: Estado de emergencia, cicletada de Santiago suspendida Chilean
    La Cicletada Internacional; en América Latina y el Caribe; Lima, Quito, Ciudad de México, Mérida, Monterrey
  4. Enero 2020: Cicletada de las niñas en Santiago
  5. Próximamente: Una cicletada de las niñas ¿en una calle cerca de ti?

Gracias por leer Fake Flamenco! ¡Olé! -Rebecca

Para más fotos:  https://www.instagram.com/cicletadadelasninas/

MG_1796-web
María Paz Castillo and Fernanda Martínez in Santiago  Photo: www.revistapedalea.com

One thought on “Si más niñas anduvieran en bici, ¿que pasaría?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s